SATSE La Rioja aboga por el consenso para garantizar la seguridad en la asistencia y de las enfermeras en sus competencias

18 junio 2021
Enfermeras de Atención Primaria atienden a una mujer en un centro de salud en plena crisis del COVID 19

El Sindicato de Enfermería critica la falta de información por parte de la Administración. “No tienen en cuenta nuestra opinión cuando somos realmente los que conocemos las necesidades de la población porque trabajamos día a día con ellos”.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, considera que  el Gobierno de La Rioja no ha medido bien el impacto que va a suponer el Plan de Mejora de la Atención Primaria si se lleva a cabo tal y como está planteado. Y no lo ha hecho, entre otras cosas, porque no tiene en cuenta ni el derecho de los ciudadanos a una atención de calidad al sustituir profesionales por teléfonos y ambulancias, ni los derechos laborales de las enfermeras y enfermeros que se pueden ver vulnerados.

 

Desde SATSE “podemos comprender que es necesario reorganizar” para resolver el déficit de profesionales en determinadas categorías, “pero se debe lograr un consenso entre los trabajadores sanitarios, gobernantes locales y autonómicos y los agentes sociales en general”. Porque lo que es inadmisible es que vulneren los derechos de las enfermeras con modificaciones de jornadas y horarios. “Y sobre todo es imprescindible garantizar tanto la seguridad en la asistencia de los usuarios como de los profesionales en la realización de sus competencias”.

 

Además, entiende el Sindicato de Enfermería, esta reestructuración deja a la improvisación la atención en los servicios de Urgencias del Hospital San Pedro y Fundación Hospital de Calahorra ya que “nadie ha dicho nada sobre aumentar el personal de estos servicios” si se llevan a cabo los cierres de puntos de atención continuada como el CARPA. “Pretenden que asuman todo el trabajo que se realiza actualmente en estos centros con el mismo personal que hay ahora y esto va a repercutir negativamente en la atención sanitaria y de cuidados que se presta”.

 

Del mismo modo, SATSE La Rioja critica la falta de información por parte de la Administración, que no ha explicado ni comunicado a todas las enfermeras de qué manera les afecta esta reorganización. “Cualquier cambio que se realice se tiene que informar, sobre todo si modifica las condiciones laborales, en cuanto jornada y horario, o las competencias y nivel de seguridad a la hora de realizar su trabajo”. “No tienen en cuenta nuestra opinión cuando somos los que realmente conocemos las necesidades de la población porque trabajamos día a día con ellos”.